COLUMNA | A mi me gusta Halloween – La Cuenta de Mami

Siempre me he sumado a la fiesta de las brujas, y no es desde hace un par de años ni porque viva en el “imperio”, es desde hace mucho tiempo porque para mi cualquier motivo para pasar un rato distinto hay que aprovecharlo. Entiendo que hay quienes, por sus creencias o cultura, no participan en estas fiestas, pero no por eso yo les voy andar convenciendo que Halloween es divertido. Cada quien se suma a lo que más le agrada y deja que otro haga lo mismo.

Quienes tenemos hijos vemos en Halloween un momento de diversión e ilusión para nuestros pequeños. ¿Ilusión? Si ilusión porque, por ejemplo, hay niños que ven a mi #Thing2 vestido de Gekko y lo llaman y se emociona como si realmente fuera uno de los PJMask. ¿Entonces? A vivir la fiesta sin andar pensando que son cultos a sabe Dios qué cosas.

Eso si mamis, deben tener en cuanta que Halloween no se puede celebrar sin contribuir con disminuir el consumo de azúcar en sus hijos, o sea decomisen una porción de caramelos que comerán cuando sus pequeños superhéroes, princesas o duendes no les estén viendo.

Que la empatía sea nuestro don

Ponernos en los zapatos de otros debería ser un ejercicio obligatorio a la hora de interactuar con nuestros compañeros de ruta… y mucho más si se trata de una madre.

Un bebé llorando, un coche que va derramando cosas en su andar, un niño corriendo o una mamá revisando su celular, debe convertirse en un blanco de apoyo, no de críticas.

La semana pasada mi bebé fue admitido en mi clases de inglés porque no encontré una manera, sin llantos desesperados, de poder separarme de él. Tanto mis compañeros con mis profesora me insistieron que intentara tenerlo conmigo en el salón, que no había necesidad que yo abandonara mi clase por un día. #Thing3 respondió al gesto y se durmió. Agradezco enormemente que existan quienes dejen de ver a las mamás con bebés como un medio portador de plaga y busquen, en lugar de sacarles el cuerpo, apoyarlas en sus quehaceres.

Nos leemos la próxima semana, no sin antes pedirles a todos -les guste el Halloween o no- que se disfracen de tolerantes y sean felices.

@lacuentademami en IG y Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.