COMUNICADO | TRABAJADORES DEL CONSULADO DE VENEZUELA EN CURAZAO

Nosotros, los empleados locales del Consulado de Venezuela en Curacao, lamentamos enterarnos que en nuestra Dushi isla, la cónsul de Venezuela, Marisol Gutiérrez, ha demostrado que tener una credencial diplomática es tener una licencia para:

1- VIOLAR LOS DERECHOS HUMANOS

2.- INCUMPLIR CON LA LEY LABORAL

3.- PRACTICAR LA ESCLAVITUD EN EL SIGLO XXI

Denunciar ante la policía las amenazas, intimidaciones y violencia sufrida por el militar esbirro de la cónsul y recibir como respuesta que no se puede hacer nada, es insólito.

Tener un contrato laboral vigente que en diferentes partes deja en claro que se rige por las leyes laborales de Curacao y escuchar que el máximo representante de la oficina de labor dice que no se puede hacer mucho, mientras ya tenemos 7 meses sin percibir nuestros salarios, es muy frustrante.

Ser testigos de como la cónsul esclaviza a nuestros colegas, denunciarla y no tener respuesta de nadie, es impensable en este 2019 del siglo XXI.

Estar a punto de perder nuestras casas, de ser demandados por no cumplir con nuestros compromisos, de no poder alimentar a nuestras familias, es sencillamente aterrador.

¿Qué nos queda?

¿El escándalo público? ¿La resignación? ¿El suicidio colectivo?

Altagracia Isenia – 39 años de servicio

Yadira Cicilia – 11 años de servicio              

Sioly Dugarte –  21 años de servicio            

Maria Hinkert  – 14 años de servicio                 

Luisiana González – 2 años de servicio

Marvianca Carolina – 2 años de servicio

Bibiana Quintero – 14 años de servicio

Vicente Quintero – 14 años de servicio

Franklin Garcia – 10 años de servicio

NOTA: Las opiniones expresadas en artículos de opinión y remitidos en general, no necesariamente reflejan la opinión de Noticias Curazao. Cada autor es responsable por el contenido de sus artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.