Conoce los idiomas más fáciles de aprender

Existen algunos factores que influyen al momento de aprender otra lengua con mayor o menor facilidad. Aunque la dificultad asociada al aprendizaje de un idioma no responde a causas exactas si influyen algunos factores.

En el caso de los hispanohablantes, tienen mayor facilidad para comprender y hablar lenguas romances o neolatinas como el portugués, el italiano, el francés, el rumano o el catalán, entre otras. Estos idiomas comparten con el español las mismas o similares estructuras gramaticales y buena parte de su léxico y vocabulario.

Mientras tanto, las lenguas más difíciles son aquellas que tienen una estructura gramatical muy lejana al español, como el árabe, el mandarín y el japonés. Son idiomas con las que no se tiene contacto cotidianamente; por ejemplo, no es común ver películas en estas lenguas o escuchar palabras del día a día, como sucede con los anglicismos.

Es difícil aprender estos idiomas, ya que sus alfabetos tienen características muy distintas. Basta con comparar nuestro abecedario, que tiene 27 grafías, con el del mandarín que está conformado con más de 250 mil letras.

El factor fonético

Desde el punto de vista de un hispanohablante, el secreto para aprender cualquier idioma pasa por comprender su lógica gramatical, practicarla y hablar mucho. Sin embargo, hay idiomas con reglas gramaticales más complejas y amplias que otros como el inglés que está considerado como una de las lenguas más simplificadas que existen en el mundo y más fáciles de aprender.

No obstante, existe otro factor que juega en nuestra contra, y en contra de los nativos que hablan idiomas como el francés o el inglés: el factor fonético, pues las palabras no se pronuncian igual que como se escriben.

Beatriz Gabbiani, lingüista de la Universidad de la República de Montevideo, Uruguay, afirmó que “para un hispanohablante, el alemán es fácil en lo que se refiere a la pronunciación, quizás más fácil que el francés y el portugués, pero en la escritura, la gramática del alemán es muy diferente a la del español y se vuelve sumamente difícil”.

En este contexto de dificultad, puede resultar más complicado aprender idiomas como el árabe o el chino, donde no sólo la fonética difiere de la nuestra, sino que es mucho más extensa, a lo que se suma el uso de otro tipo de alfabeto que nada tiene que ver con el latino. Mientras tanto, el idioma ruso, las lenguas eslavas y el japonés, pese a que también tienen alfabetos diferentes, presentan unos sonidos muy básicos y similares a los de la fonética española, por lo que la pronunciación es muy parecida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión y Columnas

Remita sus artículos a redaccion@noticiascurazao.com

¿Rumores de guerra o guerra de rumores?

Por Angel van Delden - Los comentarios publicados en las distintas redes sociales muestran claramente la preocupación de muchos ciudadanos...

Un mensaje a los socialistas de Curazao

Por Alfredo Limongi - Que a los socialistas de Curaçao no les guste una eventual intervención militar norteamericana en Venezuela...

El efecto de la migración

Por Daniel Collura - Debido a la devastadora situación de muchos países, donde el socialismo del siglo XXI ha tomado...

A mis amigos ecuatorianos

Por Alfredo Limongi - Todos estamos de acuerdo, estoy seguro, en repudiar categóricamente el maltrato a la mujer. Cualquiera que...

La viveza destructiva

Por Daniel Collura - La conducta de muchos venezolanos que se encuentran en el exterior demuestra que nuestro país Venezuela...