¿Cuál es la mayor descarga eléctrica que puede soportar el ser humano?

 

El voltaje de la fuente de energía que se toca y la resistencia eléctrica que pueda ofrecer el cuerpo al paso de los electrones, son los dos factores que determinan la tolerancia a las descargas.

Al tocar un cable por el que circulen 220 voltios y tengan las manos secas o lleven un calzado con suela de material aislante -por ejemplo de goma- pueden salvarse de un peligroso percance. Provisto de esta protección, la resistencia total que el cuerpo es capaz de admitir asciende a unos 10.000 ohmios. A través del cuerpo fluyen entonces 0022 amperios o, lo que es lo mismo, 22 miliamperios, que, aunque no resulten letales, sin embargo se hacen notar, ya que producen una sensación molesta y difícilmente tolerable.

Si por el contrario, se toca el cable con las manos mojadas, o el calzado no es buen aislante, se carece totalmente de protección y sólo se tocará con la resistencia eléctrica del cuerpo: 1.000 ohmios, más o menos.

La descarga hará entonces que fluyan por él 0,22 amperios, es decir, diez veces más que en el ejemplo anterior. Esta intensidad de corriente sería más que suficiente para matar a una persona, la cual llegaría a producir fibrilación ventricular, parálisis respiratoria y un ineludible y mortal paro cardíaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *