Detectives manifestaron descontento por inseguridad en su lugar de trabajo

WILLEMSTAD – El pasado lunes, varios detectives del Cuerpo Policial de Curazao dejaron sus puestos de trabajo en señal de protesta por el robo ocurrido en la misma sede policial. Un lote de 600 kilos de cocaina, que se encontraba bajo resguardo, desapareció el pasado domingo del destacamento ubicado en Río Canario.

El Ministerio Público dio a conocer que no se pronunciará con relación a este caso para no entorpecer las investigaciones en curso.

Los detectives manifestaron no sentirse seguros en sus propias instalaciones. Ayer martes, los funcionarios se congregaron en la sede del sindicato NAPB, allí los detectives discutieron sobre las acciones que tomarán en los próximos días.

(Fuente: Curacao Chronicle)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.