En Aruba parte de la población se niega a vacunarse

ORANJESTAD – Con el propósito de evitar que un brote de Sarampión o Difteria pase desde Venezuela a Aruba, como se ha registrado en otros países, el nivel de vacunación en la isla necesita aumentar a 90%, lo que se ve dificultado dada la negativa de parte de la población al proceso de inmunización.
Una dama, que prefirió no identificarse, se negó a que sus hijos recibieran las vacunas; la madre alegó poseer información que relaciona a la vacunación con el Autismo y otros efectos secundarios. Ante su propia experiencia e información recolectada la madre decidió no hacer parte a sus hijos de la población vacunada.
Jan Hubert, pediatra encargado del programa local de vacunación, comenta que ha crecido el grupo de personas que deciden no obtener las vacunas necesarias. Calculan de 10 a 20 bebés no vacunados al año.
Igualmente se destaca que los niños entre 10 y 11 años reciben las vacunas necesarias debido a las exigencias de los centros educativos.
Se estima que el grado de vacunación en la isla, con respecto a la primera vacuna es de 98%, mientras la segunda dosis de inmunización está entre 93% y 94%.

(Con información de Noticias Cla)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.