Estados Unidos vuelve a su política anterior y votará contra la resolución al embargo de Cuba en la ONU

WASHINGTON – Históricamente Estados Unidos y Cuba han tenido sus relaciones congeladas, sin embargo en el 2014 el presidente de ese entonces, Barack Obama, decidió iniciar una relación más cordial entre los dos países. Obama, realizó un acercamiento lento con la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.

Esta relación llegó a tal punto que después de 25 años votando en contra, el año pasado en la ONU, el presidente Obama decidió abstenerse en la votación a la resolución anual de la ONU que condena el embargo comercial a Cuba.

Sin embargo, esta relación parece haber llegado a su fin, pues el presidente actual Donald Trump y su administración han aceptado públicamente que este año votarán en contra de la resolución anual de la ONU sobre Cuba.

Esta decisión se hizo pública mediante la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, quien dijo a los periodistas que la embajadora estadounidense Nikki Haley votará “no” cuando la propuesta sea sometida a la Asamblea General de Naciones Unidas el miércoles.

Así mismo, Nauert dijo que históricamente Estados Unidos ha votado en contra y que este año se retomará esa decisión. También explicó que este voto emitido por la embajadora Haley reflejará la nueva política del Presidente Donald Trump hacia la nación cubana, la cual se enfoca en avanzar en los derechos humanos y la democracia en Cuba, manteniendo el compromiso a los intereses nacionales de Estados Unidos.

La posición de Trump ante cuba revirtió los avances que se habían logrado en el periodo de Obama, incluso retomó su posición antes que agentes estadounidenses sufrieran ataques “sónicos”, los cuales dejaron por lo menos 24 diplomáticos americanos con pérdida de audición y trauma cerebral, entre otros problemas.

A lo que el canciller Bruno Rodríguez denunció como una manipulación política para descarrilar la relación bilateral.

La portavoz del departamento, declaró que estos ataques no influyeron en la toma de decisiones sobre la resolución en la ONU, si no, que iba enfocada a la política de Washington hacia Cuba.

La misión de Cuba en la ONU respondió denunciando que 70% de los cubanos nacieron y crecieron bajo un embargo que “impide el desarrollo económico de Cuba y constituye una flagrante violación de los derechos humanos del pueblo cubano”

(Con información de: La Patilla y AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *