Gobierno apresura deportación de 63 venezolanos por presunto vandalismo en instalaciones carcelarias

WILLEMSTAD – De acuerdo con un comunicado publicado ayer 27 de marzo por el Ministerio de Asuntos Generales, un grupo de 63 inmigrantes indocumentados de nacionalidad venezolana que permanecen recluidos en el Centro de Detención y Corrección de Curazao (SDKK), habría causado daños a las instalaciones del penal e incluso quemaron al menos un colchón. El incidente habría ocurrido el mismo día que fue emitido el comunicado.

En el comunicado, el gobierno indicó que los daños causados fueron de tal magnitud, que la capacidad para albergar indocumentados resultó afectada, razón por la cual manifestó su urgencia para expulsar a estas personas lo antes posible.

Por otro lado, fuentes que laboran en este centro penitenciario -y que por razones obvias prefieren mantener el anonimato-, indicaron a Noticias Curazao que tales afirmaciones no son más que una “dramatización” de lo ocurrido en la mañana del pasado martes, señalando que los daños causados -aún cuando no se justifican- en realidad no fueron considerables. En todo caso, el gobierno también señaló que esta no es la primera vez que se registran actos de vandalismo en el interior del penal y particularmente en la sección conocida como “barak di ilegal”.

Igualmente, el Gobierno de Curazao dio a conocer que continúa trabajando en buscar soluciones para ampliar la capacidad de detención de personas indocumentadas.

Es importante destacar que desde hace varios días, varios abogados expertos en migración y miembros de la sociedad civil han estado denunciando públicamente la imposibilidad que tienen algunos reclusos (no solo los indocumentados) de recibir visitas de sus abogados mientras permanecen en este centro carcelario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *