HRW insta al Reino Holandés a proteger a los refugiados venezolanos en Curazao

LA HAYA / WILLEMSTAD – Curazao se está quedando corto en su política hacia los refugiados venezolanos, así lo afirma la organización humanitaria Human Rights Watch.

Debido a una severa crisis política y económica en Venezuela, cientos de miles de venezolanos están abandonando su país, causando la mayor ola migratoria en la historia reciente de Latinoamérica. Algunos de los refugiados optan por venir a Curazao.

Human Rights Watch asegura haber recibido “informacion creíble” que indica que las autoridades de Curazao suelen realizar redadas en contra de los refugiados, recurriendo ocasionalmente al maltrato físico y verbal. En muchos casos, las personas son “confinadas indefinidamente en condiciones inhumanas, sin poder acceder a un abogado”.

La organización humanitaria también señaló que ha recibido reportes de solicitantes de refugio que fueron deportados. Mientras tanto, Holanda se ha distanciado de este asunto, asegurando que aún cuando Curazao pertenece al Reino de los Países Bajos, la admisión y consesión de asilos son asuntos internos exclusivamente de Curazao.

Posición del Ministro de Justicia
Recientemente, el Ministro de Justicia reiteró que Curazao no está en capacidad de asumir una cantidad considerable de refugiados, por lo cual no forma parte del tratado para los refugiados de ACNUR. Por ahora, la denominada “Ley de Admisión y Expulsión” (LTU) es la única que aplica. No obstante, indicó que sí se está respetando la Convención Europea para los Derechos Humanos (EVRM), en su artículo 3, que estipula la no devolución de personas que demuestren que su integridad está siendo (directamente) amenazada en su país de origen. Así mismo, el Ministro recordó que hay canales regulares por medio de los cuales cualquier ciudadano extranjero puede solicitar un permiso de estadía. El Gobierno de Curazao otorga permisos de residencia a todo aquel que cumpla con los requisitos.

En cuanto a las presuntas violaciones a los derechos humanos, el Ministro de Justicia refutó esta afirmación de HRW, indicando que las personas detenidas tienen acceso a un teléfono en el centro de reclusión, por medio del cual pueden comunicarse libremente con quien deseen, incluso con abogados. Sin embargo, el Ministro aclaró que actualmente el Gobierno no cuenta con los recursos suficientes para cubrir los gastos que representa la contratación de abogados para defender a cada una de estas personas.

El ministro Girigorie reconoció que ha habido errores en cuanto a la información que manejan los funcionarios bajo su mando, en cuanto al manejo de personas que requieren protección internacional. Así mismo, señaló que estas organizaciones humanitarias (HRW y Amnistía Internacional) llegaron a la isla en momentos en que esta todavía está en proceso de adaptación a una situación migratoria que es relativamente nueva.

En este link encontraras la Carta a autoridades de Curazao y los Países Bajos sobre solicitantes de asilo venezolanos: www.hrw.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.