Indocumentados detenidos siguen privados de asistencia jurídica

WILLEMSTAD – Por tercera vez las autoridades del Centro de Detención y Corrección de Curazao (SDKK), negaron la entrada a un abogado que se disponía a visitar a una persona indocumentada pendiente para ser deportada.

La reclusa en cuestión es la dama N.S., quién pronto cumplirá dos meses tras las rejas por no entregar a sus dos hijos a las autoridades para que fuesen deportados junto a ella.

En días pasados, una representante de la Defensoría del Pueblo visitó a esta dama y logró que le fuera entregada su carta de deportación (documento necesario para su defensa), sin embargo el documento no ha podido llegar a manos del abogado, debido a la imposibilidad de visitar a la defendida.

Después de la primera vez que se le negó la entrada al abogado, las autoridades penitenciarias se excusaron indicando que esto se debía a la presencia de un reportero de un medio de comunicación a la entrada del penal. No obstante, en los dos intentos posteriores realizados en días diferentes, tampoco permitieron la entrada del abogado.

Por otro lado, el Ministro de Justicia declaró en días pasados que la deportación inmediata de ciudadanos venezolanos sin que estos hayan recibido asistencia legal, no viola ninguna ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *