La particular forma de pintar el Vaticano

Se dio a conocer que el Palacio de Belverde, construido desde 1484, está siendo renovado pero para la sorpresa de los habitantes del vaticano y el mundo, la forma de pintarlo es con leche.

Aunque suene bastante descabellado el Vaticano tiene una particular forma de pintar sus estructuras.

Han podido comprobar que esta mágica receta es más duradera que cualquier fórmula novedosa, es una mezcla de leche de vaca, con cal apagada y pigmentos naturales, lo cual genera el color deseado de la pintura, dicha pintura está siendo utilizada para revestir estructuras en el Vaticano desde 1500.

Aunque suena exorbitante pensar en la cantidad de leche que puede ser utilizada, el mismo Papa Francisco se ha encargado que ésta provenga de las vacas que son criadas en la residencia papal. Se utiliza esta leche con fines ecológicos.

Barbara Jatta, directora de los Museos Vaticanos, dice “Realmente tratamos de aplicar estos métodos no invasivos para el medio ambiente ni para la gente”.

(Con información de CNN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.