Las características del Inmigrante no deseado

Por Daniel Collura – Ante una situación de crisis social y económica que atraviesa Venezuela, muchos venezolanos logran encontrar como única solución el emigrar. Vendiendo la mayoría de sus cosas y dejando atrás un círculo de amistades, sueños, recuerdos, familias y logros, preparan sus maletas y logran tomar el avión que los llevará a ese tan esperado nuevo hogar.

Hasta aquí la historia va bien, pero ¿Que piensan algunos venezolanos que llegan al nuevo destino?

Lo primero que piensan es que no van a aceptar un trabajo “mediocre” como mesonero, personal de limpieza, mensajero o menos vigilante, ¡¡Por dios!! Para ello se esforzaron mucho en su país para graduarse y tener una buena profesión. Un pensamiento muy erróneo, debido a que cuando uno emigra forzosamente como lo hacen millones de venezolanos, el campo laboral se cierra a solo trabajos comunes, debido a que el título universitario de Venezuela no es tan valioso en el exterior como pensamos. Las grandes empresas tienen como prioridad tomar en cuenta el profesional local que el extranjero.

Al pasar el tiempo ven como en el nuevo país las personas no tienen la suficiente malicia ni chispa que tenía la gente en su país, es por ello que si hacemos un chanchullo utilizando la viveza criolla nadie se va a dar cuenta. Esta actitud se pone en marcha y empiezan a manchar el nombre de los demás venezolanos, logrando así que muchos países cierren el paso y coloquen trabas al momento de solicitar residencia o permiso de permanencia.

Otros a su vez, caen en el peor error que es pensar que son mucho más calificados y mucho mejor que las personas locales, porque vienen de un país muy grande en donde tenían mucho dinero, la mejor educación, un estatus social y sobre todo estaban acostumbrados a su propio idioma. Algunos terminan atropellando, burlándose y negándose a aprender y a adoptar el idioma del país donde están viviendo actualmente, y otros quieren imponer sus costumbres su idioma y sus ideales sin entender que ellos son los que deben adaptarse al nuevo país de residencia, y no esperar a que el país se adapte a ellos.

Debemos analizar bien que la Xenofobia existente tiene también su raíz, y esta en la mayoría de los casos, es sembrada por algunos extranjeros que adoptan actitudes que ponen la reputación y el futuro de todo un país en tela de juicio.

Recordemos que al emigrar lo primero que tenemos que llevar en la maleta es: empatía, humildad, respeto y sabiduría para adaptarnos a lo que nos espera.

Si usted no cuenta con ello mejor quédese en su país.

NOTA: Las opiniones expresadas en artículos de opinión y remitidos en general, no necesariamente reflejan la opinión de Noticias Curazao. Cada autor es responsable por el contenido de sus artículos.

 

4 Comments on “Las características del Inmigrante no deseado”

  1. A ese artículo o le falta la parte positiva, un poco para balancear la cosa porque no todos nos sentimos identificados con esa manera de ser. Pero esta muy bueno porque es una parte de la realidad.

  2. Totalmente de Acuerdo. Soy Venezolana, y reconozco que muchos venezolanos son así, lo menos que llevan en la maleta es la humildad, el respeto, los valores principales para salir adelante poco a poco, es decir para comenzar de cero.

  3. soy venezolana, he emigrado y me integrado a la sociedad que me recibió, he retornado a mi país y del aprendizaje tengo que reconocer ciertas bondades de Venezuela, entre las que se encuentra que ha sido el hogar de más de un millón de colombianos que han huido del conflicto armado por años, de panameños, argentinos, peruanos, ecuatorianos, uruguayos y chilenos que se refugiaron de dictaduras y de democracias inestables, de europeos que recibimos por las guerras que agobiaron ese continente y que nuestro país los recibió y ofreció la legalización de su estatus para que continuaran su vida como cualquier otro ciudadano dentro del país. En ningún otro país del mundo podemos recibir eso, es más no esperamos la calidez de la acogida, porque aunque si somos muy bien preparados, gracias a las oportunidades que te da la educación pública en Venezuela, nos ven como competencia en el mercado laboral. Afortunadamente la viveza criolla no es un gen de exportar de los venezolanos, porque caminando por América Latina, el Caribe, Asia y Estados Unidos, me he dado cuenta que todos indudablemente lo son, unos más que otros, pero nadie se salva de ser aprovechado cuando les dan la oportunidad, así que muy mal está de etiquetarnos con esa situación..
    En mi infancia escuchaba una famosa frase “paquete chileno” cuando se hablaba de un engaño, o para referirse del colombiano te decían “sino te la hace en la entrada, te la hace en la salida”, sin seguir poniendo ejemplos desagradables, todas las sociedades tienen sus ovejas negras, las nuestras no escapan, pero es triste cuando se desecrimina a toda una sociedad por algo que hacen unos pocos, pero créanme que mas temprano que tarde, el venezolano bueno se adapta y sabe ser agradecido en la sociedad que los recibe, tratando de ser prósperos y echar para adelante el país donde están viviendo. Dejemos atrás las etiquetas discriminantes, que infunden rechazo y odio, y en su lugar valoren lo bueno de estar viviendo en una sociedad multicultural en la que todos aprendamos más de cada quien y de valorar la sangre extranjera tanto como lo hemos hecho nosotros por años, que le dimos a todos los que se fueron de sus países en el siglo 20, un hogar donde vivir sin condiciones. No es utópico, pero si un deseo de prosperidad.

  4. Estuve en Curazao x un lapso de 8 meses en condiciones de ilegalidad en el año 2016, fue una experiencia en general de mucho crecimiento personal y fortaleza mental aprendí a convivir con mucho racismo hacia los latinos .pero debo reconocer que conocí personas excelentes me ayudaron a ser mejor persona cuando decidí ,regresar con mucha nostalgia en mi equipaje me traje sus enseñanzas ,la isla en un sitió estupendo para establecerse ,lástima que las autoridades son muy cerradas para dar oportunidad al inmigrante venezolano x que al fin y al cabo para que juzgar ,si todos somos iguales buenos y malos en el mundo entero lo que si se y no x ser nacionalista . Es que los venezolanos somos trabajadores con mucho sentido y responsabilidad y mi pedir es que debido ha nuestras circunstancias actuales de país no nos cierren las puertas ayudennos , a seguir soñando ,creciendo x nuestros hijos siempre lo digo y lo mantengo adoro la isla de Curazao x que a pesar de mis condiciones de ilegalidad ,me dieron la oportunidad de ayudar a mi familia en Venezuela. FELIZ NAVIDAD Y TODAS MIS BENDICIONES PARA CURAZAO ENTERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *