Naufragio a la deriva llega a aguas curazoleñas

WILLEMSTAD – La Guardia Costera del Caribe Holandés detectó ayer un barco volteado que se encontraba a la deriva entre Bonaire y Curazao. Horas más tarde, la misma embarcación fue avistada nuevamente, aún más cerca de la costa de Curazao.

Según las fuentes, la embarcación habría sido identificada como el buque «Doña Ramona», de bandera venezolana, que en días pasados se volteó mientras hacía la travesía entre Trinidad y Venezuela.

Las fuentes indican que todos los tripulantes, con excepción de uno, fueron rescatados y se encuentran a salvo en Venezuela. Es posible que el tripulante que falta aún  esté en la embarcación, por lo cual ya hay una movilización para inspeccionar la nave.

El buque siniestrado fue visto recientemente a 12 millas a la altura de Daaibooi y se está desplazando lentamente con dirección a Aruba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.