Niño de cuatro años está en riesgo de deportación

WILLEMSTAD – El menor de edad, de nacionalidad venezolana,  podría ser enviado a su país para desde allá tramitar su permiso de residencia.

El caso se da a conocer tras la petición del Movimiento Gay FOKO al Ministro de Justicia de Curazao,  Quincy Girigorie, a quien piden prevenir la expulsión del niño.

La madre, también venezolana, posee permiso de residencia en la isla, mientras la otra  madre es nativa de Curazao.

Según reporte de Curacao Nieuws FOKO manifiesta que el caso podría demostrar que el Gobierno no respeta el matrimonio entre ambas mujeres, el que fue concluido en Bonaire.

(Fuente: Curacao Nieuws)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.