Petrolera china preocupada por la falta de cooperación de PDVSA

WILLEMSTAD – La empresa estatal china Guangdong Zhenrong Energy (GZE) hizo una presentación esta mañana ante los miembros del Parlamento. La compañía china que quiere hacerse cargo de la refinería de petróleo en Curazao, ha estado bajo fuego en las últimas semanas.

Uno de los problemas que se trataron fue el temor a la pérdida de miles de empleos en la isla. Este temor fue expresado por las Pequeñas y Medianas Empresas (SME) como la decisión de GZE de extraer sus recursos directamente de China.

GZE indicó que, como se especifica en el acuerdo pre-contractual, firmado el 19 de noviembre del 2016, maximizará la utilización de la fuerza de trabajo antes de incorporar mano de obra desde fuera de la isla. En una reunión ampliada patrocinada por la compañía china en diciembre pasado con los trabajadores del Hotel Renaissance, GZE asumió solemnemente el compromiso.

Durante la reunión del Comité Central, los representantes de GZE también expresaron su preocupación por la situación en la refinería de petróleo y la necesidad de un plan de emergencia. La compañía china solicitó a los miembros del Parlamento su apoyo. Bingyan Chen, expresó su preocupación por el hecho de que Petróleos de Venezuela S.A no coopera de ninguna manera con el acuerdo entre Curazao y GZE para hacerse cargo de la explotación de la refinería.

Por más de un año PDVSA en Caracas no responde en absoluto a los intentos de comunicación, según GZE. Una carta fue enviada en Febrero del presente año, la cual hasta los momentos no ha sido respondida

GZE entiende que PDVSA “tiene problemas” tanto interna como externamente, con sanciones impuestas por los Estados Unidos. Y la compañía estatal China continua invitando a PDVSA a participar en el “Proyecto Curazao”, a pesar que ahora hay un acuerdo precontractual “vinculante” con British Petroleum (BP) tanto para el suministro de petróleo crudo (para la refinación) como para la extracción de productos de combustible (refinados).

PDVSA aún no ha otorgado ninguna cooperación para acceder a las instalaciones. Además GZE tampoco recibe documentación, por lo que los riesgos de un apagón son difíciles de estimar, pero acorde con la compañía China, el rendimiento actual es bastante bajo. “Solicitamos ayuda del Equipo de Proyectos Multidisciplinario (MDPT), la RdK y el Gobierno de Curazao”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *