¿Por qué sentimos un nudo en la garganta?

 

Es usual que durante un momento en el que se generan emociones de tristeza o felicidad extrema al borde del llanto, las personas sientan un nudo que les tensa la garganta. Pero, ¿por qué nuestro cuerpo reacciona así ante estos estímulos?

Al momento previo de llorar, sentimos un nudo en la garganta que es ocasionado por el sistema nervioso autónomo –que comprende todos los sistemas nerviosos-. Esta reacción ocurre involuntariamente y se debe a un estado de hiperactividad generado por las emociones.

Durante esta fase de hiperactividad, el sistema nervioso autónomo envía una mayor cantidad de oxígeno a los músculos para que estén preparados para cualquier respuesta inmediata. Pero para que llegue más oxígeno al organismo, es necesaria una mayor entrada de este elemento químico.

Es por esto que se envía una señal a la glotis –abertura superior de la laringe, al fondo de la garganta- para que se mantenga abierta durante el mayor tiempo posible, ya que esta parte es la encargada de permitir el paso del aire a los pulmones.

De esta forma, al momento previo de llorar, ya sea de la emoción o la tristeza, la glotis está obligada a permanecer abierta por lo que sentimos una tensión excesiva en la garganta, pues nuestro organismo está aspirando todo el aire posible. A esta reacción se le denomina médicamente como “globo faríngeo”.

Ahora bien, este nudo se incrementa cuando ya estamos llorando, esto se debe a que la nariz se tapa y empieza el goteo de moco, que empieza a escurrirse en la laringe; todos estos factores fuerzan a tragar con más continuidad por lo que aumenta la tensión en los músculos de la garganta.

Este síntoma no desaparece hasta que nos calmamos y relajamos el cuerpo, además, gracias a la cantidad de oxígeno que ingresó durante el nudo en la garganta, después del llanto nos sentimos incluso mejor que antes de haber querido llorar.

Así que cuando sientas un nudo en la garganta, ya sabes que es una reacción llamada globo faríngeo que incrementa la cantidad de oxígeno que entra a tu organismo a través de la apertura prolongada de la glotis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.