Sociedades desasistidas y sus consecuencias

Por Daniel Collura – Es impresionante como el comportamiento humano está dejando una huella muy peligrosa que traerá consecuencias devastadoras en las futuras generaciones. Hemos visto el caso de Venezuela en donde generación tras generación muchos venezolanos solo se preocupaban por el bienestar propio, tener la mejor profesión, el mejor empleo, la mejor vivienda y el mejor carro. Pero al pasar de los años la unión y la empatía social se fue perdiendo dejando así muchos sectores olvidados.

El problema de la sociedad no se tomó en cuenta para reflexionar y cambiar, fue entonces cuando un gobierno oportunista y corrupto aprovechó la sociedad desasistida para brindarle su atención y tenerlos a su favor pasara lo que pasara a futuro. Nos dimos cuenta muy tarde que al no enfrentar el problema social. El gobierno tomó fuerzas y sembró más odio entre los venezolanos, incrementando así la delincuencia y espantando la inversión extranjera, hasta obtener un control que hoy en día se ha convertido en un monstruo que pareciera imparable logrando así el éxodo forzoso de venezolanos al exterior.

En el caso de Curazao nos llama la atención que mientras el gobierno y muchos de sus ciudadanos  se enfocan en la mayoría de las veces en el problema de la inmigración y la “fuga de dinero” por parte de los ilegales que laboran en la isla, su sociedad está siendo desasistida, incrementándose la violencia y la delincuencia entre sus ciudadanos y descuidando sectores como el educativo y el económico, los cuales son el futuro de la isla. Vemos como desde pequeños en algunos libros aparecen cuentos en donde los padres se encuentran en estado de embriaguez, mencionan bebidas alcohólicas y promueven peleas entre la familia.

Así mismo la xenofobia es enseñada a algunos niños en sus hogares y manifestadas en las escuelas, sembrando así el odio desde temprana edad entre las distintas sociedades.

Al ver las noticias nos encontramos casos en donde el terror es ocasionado con los mismos jóvenes locales ya convertidos en adultos, manifestando su fuerza y odio en vídeos que corren por las redes sociales y que alejan cada vez más al turista. Entre otras cosas, estamos ante un problema de índole social, y de no parar esta situación será muy probable que en poco tiempo no solo los extranjeros, inversionistas, turistas sino hasta los mismos locales acaben por irse de Curazao hacia otros destinos.

Hacemos un llamado a la reflexión y a  la unión, debemos entender que una isla que busca surgir necesita  inversiones, para ello  debe tener mano de obra calificada y de encontrarse presente la  mano de obra extranjera calificada,  estudiar el caso para aprovecharla para beneficio de la isla, se debe  velar más por el crecimiento económico, no solo cobrando impuestos más altos, sino realizando estudios y sondeos a las inversiones y a los inversionistas para impulsar el sector y crear más fuentes de trabajo, se debería atender más a  la educación revisando los planes y contenido de cada uno de los materiales educativos, a fin de brindar  unas bases más sólidas , reforzar más la seguridad atacando los problemas de raíz y realizando más control para evitar el  porte de armas las  drogas y la trata de blancas,  y por último fomentar más la paz, la tolerancia, el respeto entre las diversas naciones y personas que hacen vida en la isla, a fin de mejorar el presente  y evitar un problema mayor a futuro.

NOTA: Las opiniones expresadas en artículos de opinión y remitidos en general, no necesariamente reflejan la opinión de Noticias Curazao. Cada autor es responsable por el contenido de sus artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *