Tiroteo en Iglesia Bautista de Texas

(Foto: CNN)

WASHINGTON – Este fin de semana Estados Unidos volvió a vivir momentos de terror, luego que un pistolero abriera fuego en una iglesia de Texas.

Sin un móvil, Devin Kelley, decidió disparar a mansalva contra la multitud que se encontraba dentro del recinto religioso, dejando a 26 personas sin vida entre niños y adultos, y aproximadamente 20 heridos.

Al cometer la masacre Kelley huyó del lugar pero luego un civil en el área le disparó. El asesino llamó a su padre para decirle que probablemente no sobreviviría y procedió a suicidarse.

Aun no se sabe el motivo por el cual este hombre atacó la iglesia. El único detalle revelado es que sus suegros asistían a esa iglesia, aunque ese preciso domingo no fueron al servicio.

Greg Abbott, gobernador de Texas, calificó la matanza como “el tiroteo masivo más grande” en la historia del estado.

En esta masacre perdió la vida el 4% de la población de la pequeña ciudad de Sutherland Springs, Texas.

(Con información de: CNN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *