Tras las rejas de Barak

Por Daniel Collura – Pocas son las personas que saben la verdad de los mal llamados ilegales que arriban a las tierras de la isla de Curacao. Pero ¿Quiénes son? ¿Por qué llegan de esa manera?

Hace aproximadamente 6 meses se reportó la detención de 30 personas que llegaron en un bote a la isla de Curazao, ellas fueron inmediatamente detenidas y encarceladas en la cárcel Barak.

Luego de un tiempo solicitando la no deportación a tierras venezolanas, alegando torturas y maltrato físico por parte del régimen de Venezuela en caso de que estas personas llegasen a regresar, esto debido a su participación en grupos que desertaron y actuaron en contra del mal llamado gobierno de Venezuela, y  después de diversas conversaciones y denuncias de malos tratos dentro de la cárcel con abogados residentes en Curazao, llegan a la determinación de aplicar el artículo número 3 del convenio Europeo de los Derechos Humanos, en donde reza que:

«Nadie podrá ser sometido a torturas ni a penas o tratos inhumanos o degradantes».

Al pasar los días, y tras diversos motines y huelgas de hambres, se recibe la notificación que aproximadamente 15 personas se logran escapar de la cárcel Barak, recibiendo así una llamada a nuestro número de celular citándonos en una plaza pública  para lograr una entrevista privada con uno de ellos, el cual nos expresó lo siguiente:

Con 25 años de edad, procedente de La Vela de Coro (Falcón) dejando a su familia, empeñando sus propiedades  para conseguir la cantidad de 500$ ( monto que cobran las lanchas para realizar el tráfico ilegal de personas a la isla), nuestro entrevistado se arriesgo a venir a Curazao para poder trabajar en algún campo y poder ayudar a su familia ante la inminente devaluación económica y escasez en lo que se refiere a comida y medicinas que sufre Venezuela .

Nos comenta que después de 24 horas de viaje en alta mar sin nada que comer, al llegar a Curazao esperando que las personas que contactan los capitanes de los botes vengan a buscarlos (algunos de ellos locales y otros extranjeros), reciben el sorpresivo allanamiento de los guardacostas quienes cumpliendo con su trabajo, hacen la función de detenerlos y llevarlos a la cárcel de Barak.

Una vez dentro del penal, ven como el proceso de defensa por parte de los abogados es bastante tardío, observa como algunos compañeros que necesitan cuidados médicos no son atendidos de manera inmediata por las autoridades, viéndose en la obligación de organizar y reclamar atenciones médicas. Tal es el caso de uno de los reclusos quien debido a una infección convulsióno en la celda y tuvieron que armar un motín para que pudiera ser asistido. Nos comenta que los artículos personales como desodorantes o shampoo son muchas veces de total restricción para accesar al penal, los insultos y comentarios  xenófobos   por parte de algunos  oficiales es algo normal del día a día, violando así sus derechos humanos debido a que el trato que les es brindado es como el que se le brinda a un delincuente.

Nos indicó que recibieron la visita de un personaje importante de la política a quien no dejaron pasar hacia el lado donde se encontraban las personas detenidas por falta de documentos, acción que le causó curiosidad debido a que los altos funcionarios deberían estar al tanto del mal estado en que se encontraban.

Nos comenta que en una mañana sus compañeros lo levantaron debido a que lograron cortar los barrotes de la prisión, y desde allí se encuentra como prófugo de la justicia, sin embargo y ante este hecho nos surge una duda que quedo sin contestar : si hacen registros para detectar si los visitantes llevan algún artículo no permitido dentro de la cárcel, entre ellos artículos de higiene personal, ¿Cómo  logra entrar una herramienta para cortar barrotes?

Luego de esta acción de escape hubo un intento por parte de las mujeres de escapar también, sin embargo el evento fue frustrado por las autoridades quienes castigaron a estas féminas proporcionando a su vez maltratos físicos. Entre las mujeres detenidas encontramos un caso de una joven que pertenecía a la reserva militar del régimen de Nicolas Maduro y desertó escapando así de cualquier manera del país, a fin de no ser castigada y torturada por el narco gobierno venezolano.

Si bien no apoyamos el tráfico de personas a ningún país del mundo, ni apoyamos ningún escape ni acción ilegal, tampoco apoyamos al  maltrato o abuso de los derechos humanos por parte de las autoridades, recordemos que el no conocer la ley universal de los derechos humanos no le exime a nadie de cumplirla.

Apoyamos y agradecemos totalmente a las gestiones del Ministro Rhuggenaath, quien tras diversas solicitudes al Reino Holandés logra obtener 23,8 millones de euros destinados a solventar el tema de los refugios  para los venezolanos que así lo soliciten al gobierno de Curazao y que apliquen para dicho refugio.

Hacemos un llamado a la Acnur para que las solicitudes de refugio  que tienen de los venezolanos en Curaçao sean atendidas con total responsabilidad, consiguiendo un refugio bien sea dentro de la isla de Curacao o en algún otro país donde tenga una mayor capacidad de alojamiento. No pueden solo remitir a la persona a comunicarse con el gobierno local de Curazao, debido a que muchas veces los correos son respondidos  de manera tardía y  muchos solicitantes esperando la respuesta caen en un estatus de ilegalidad.

Invitamos al gobierno local a examinar los procedimientos de la cárcel Barak a fin de determinar las diversas fallas y conseguir una solución a estos problemas.

La tragedia de Venezuela no sólo afecta a los venezolanos, es un efecto que desencadena una crisis mundial.

Agradecemos de manera personal a los gobiernos y hermanos residentes  de otros países  que nos brinden su ayuda, invitando a su vez  a los venezolanos a mantener un comportamiento adecuado.

NOTA: Las opiniones expresadas en artículos de opinión y remitidos en general, no necesariamente reflejan la opinión de Noticias Curazao. Cada autor es responsable por el contenido de sus artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.