Barcos fruteros impedidos de vender sus productos

WILLEMSTAD – Hoy en horas de la tarde, un equipo multidisciplinario visitó los barcos fruteros
venezolanos en Kleine Werf. Allí los funcionarios pudieron constatar que varios de estos barcos no
contaban con un certificado de inspección sanitaria válido para poder vender sus productos, por lo
cual se les pidió abstenerse de continuar con dicha actividad.

Ante esta situación, los comerciantes venezolanos manifestaron su preocupación, considerando que la
obtención de este certificado sanitario suele tomar un tiempo considerable y por otro lado, las
frutas y las verduras que ya estan en Curazao no pueden quedarse sin vender por tratarse de
productos perecederos.

Igualmente, uno de los barcos fue sancionado luego que sus tripulantes fueran sorprendidos fuera de
Kleine Werf, vendiendo sus productos a un supermercado. Según las autoridades, los barcos solo
tienen derecho a vender sus productos en el área que les fue asignada, allá mismo en Kleine Werf.

La embarcación sancionada tendrá que abandonar la isla mañana mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *